Adolescencia, Escuela y Autoestima

Adolescencia, Escuela y Autoestima


Los padres y profesores deben aceptar las capacidades, limitaciones y características de cada adolescente. La autoestima es la actitud hacia sí mismo que más se relaciona con la afectividad personal. Una antigua definición establece, a modo de fórmula, que «la autoestima es el éxito de una persona dividido por sus aspiraciones». Es una de las actitudes que más influencia tienen en el equilibrio personal de los adolescentes.

Para autoquererse es necesario no poner aspiraciones que estén alejadas de la realidad, o bien hacer que los éxitos se incrementen. Por ejemplo,  si un adolescente tiene como objetivo sacar un sobresaliente en lenguaje y sólo saca un notable tiene menor autoestima que el que consigue un notable. Pero sólo aspiraba a un suficiente.

Así vemos la importancia que tiene la autoestima en la personalidad de los adolescentes y cómo puede influir en sus comportamientos en general.

Cuando la autoestima es baja son propensos a ser indecisos excesivamente sensibles a las criticas y pesimistas ante cualquier implicación personal. En el caso de alta autoestima su comportamiento es lo contrario.

 Un adolescente con poca autoestima accede al aprendizaje con menor dedicación, entusiasmo y esfuerzo que si su autoestima respecto a ese aprendizaje es elevada. Evitan ponerse en evidencia a sí mismo en contenidos que cree no domina y buscará contenidos que le hagan sentirse a gusto consigo mismo.

En la relación con sus compañeros pueden provocarse conflictos por miedo a dejar en evidencia sus «pocas habilidades».

 Una autoestima negativa o excesivamente elevada puede plantear situaciones escolares conflictivas que se traducirán en problemas disciplinarios.

Es frecuente ver adolescentes con actitud de criticar cualquier cosa simplemente por mostrarse críticos, aunque no se puedan basar en nada objetivo: negarse a cualquier aportación a determinados trabajos, llevar a cabo actuaciones que pide el grupo al cual quiere pertenecer, querer ser centro de atención para conseguir la seguridad personal que les falta, aunque hayan de tener conductas agresivas y disonantes. La autoestima influye en el estudio con el entorno que les rodea.

Cuando un adolescente no puede controlar su conducta, no rinde o no se adapta, habrá que repasar los diferentes ámbitos que han conformado su formación, y en particular comprobar si ha tenido satisfechas las condiciones que determinan su seguridad personal.

POR: Marina Magaña Hernández

 FUENTE www.apepa.org

Si quieres conocer más sobre ti mismo o del tema que abordaste, consulta nuestra página universitas.mx

También podrás adquirir nuestra revista on-line, que te dará información actualizada, becas, oportunidades laborales y todo lo necesario para que continúes tu proceso de elección de carrera, y vinculación académica-laboral o proyecto de vida y profesional.

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: