¡FUERA FRASES!

 

 

Estos son algunos vicios en la forma de expresarnos a la hora de hacer un trato de negocios. Tiene que ver con profesionistas independientes (freelancers). Léanlo con detenimiento y analícenlo, pues todos cometemos alguno(s) de estos errores.

Puedo hacerlo más barato“: Si lo puedes hacer más barato, ¿porqué demonios me diste un precio más alto al principio? quizás crees que esto es lo que el cliente quiere, pero puede minar tu estatus profesional. No rebajes tu precio si tienes confianza en tus habilidades. De lo contrario, te saldrá el tiro por la culata.

No soy el mejor…“: quizás no lo seas, pero no es especialmente sorprendente para el cliente escucharlo, ¿verdad?. Hay muchos profesionistas independientes que minimizan sus habilidades, y a fin de cuentas los clientes terminan perdiendo confianza en ellos.

Umm…uhh..“: ok, no son frases, pero los “umms” y “uhhs” en verdad pueden matar una conversación. Si sientes que tu forma de hablar tiene problemas, busca asistencia.

Este es un proyecto extra“: puede que lo sea, pero no tienes que compartirlo a menos que decidas que así sea para siempre.

Trabajo en mis pijamas“: esto suena como si debiera hacer que el cliente sintiera envidia, pero no siempre suena de esa forma. Algunos clientes no requieren de esa información y pudieran conectarlo con ser poco profesional.

No tengo idea…“: habrán muchas veces en las que no tengas idea. Esta frase no es necesariamente mala, siempre y cuando no termine ahí: “no tengo idea…pero ya veré que puedo hacer” es la frase correcta.

Mis precios son flexibles“: esta va de la mano con el #1. ¿A que se debe que tus precios sean flexibles? si es porque ofreces varios paquetes no hay problema, pero si se refiere a que tanto te puede presionar el cliente, puedes eliminar esta frase de tu vocabulario.

Insultos – algunos profesionistas independientes tienden a ser del tipo creativos a los que no les gusta censurar su lenguaje por nadie. Y a algunos clientes no les importa. Sin embargo, a una gran mayoría si les importa. Si hay una palabra que no usarías frente a tu abuela, tampoco lo hagas frente a un cliente. [De mi cosecha: si el cliente insulta, tu sigue sin hacerlo.]

“¿Qué dijo?” – desarrolla tus habiliades de escucha. Los clientes y a la gente en general detestan repetir las cosas. Escucha cuidadosamente la primera vez y mantén la multitarea en un mínimo cuando hables con un cliente.

“¡Estuvo fuerte la juerga anoche!”– …y ahora voy a empezar a trabajar en su proyecto de 20,000 pesos. No lo creo. Mantén tu vida personal como lo que es, personal. A menos que el cliente es un buen amigo que sabe de tus capacidades, no te arriesgues a decir cosas como esta.

Recuerda los errores pueden corregirse.

FUENTE: http://www.orlandoalonzo.com.mx

Si quieres conocer más sobre ti mismo o del tema que abordaste, consulta nuestra página universitas.mx
También podrás adquirir nuestra revista on-line, que te dará información actualizada, becas, oportunidades laborales y todo lo necesario para que continúes tu proceso de elección de carrera, y vinculación académica-laboral o proyecto de vida y profesional.

Etiquetas: , , , , , , , ,

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: