Pasos para la elección de una carrera

 

1. Conciencia: Una sensación de incomodidad creciente y un sentimiento de que el cambio es esencial, todo generado por presiones internas y externas. Las presiones internas están generadas por nuestras necesidades y deseos (realmente quiero continuar mi especialización o mi futuro con una carrera), mientras que las necesidades externas son aquéllas generadas por el ambiente o el tiempo (estoy terminando mi preparatoria y necesito decidirme por un carrera).

2. Autoevaluación: Tomar en cuenta todos los criterios involucrados en la toma de decisiones relacionadas con la elección de carrera, estos criterios incluyen nuestros intereses, habilidades, valores, etc… Cualquier opción que tomemos debe ser analizada según nuestras necesidades y deseos personales.

3. Exploración: El proceso de tomar una decisión, requiere de recolección de información relevante, exhaustiva y precisa. Esta información se relaciona con el mundo de trabajo (tareas y obligaciones del trabajo, requisitos para ingresar, sueldo, ambiente de trabajo, etc…) y con uno mismo como se menciona en el punto anterior.

4. Integración: La evaluación del equilibrio ente los criterios ocupacionales los criterios personales, ayuda a aumentar las opciones de poder trabajar en actividades que satisfagan nuestras necesidades y deseos. En la actualidad vivimos en un mundo muy dinámico, lo que podría ser óptimo ahora, podría dejar de serlo en un futuro no muy lejano. Es muy poco probable que exista una ocupación que satisfaga todos nuestros deseos personales, tiene que haber algún tipo de compromiso entre lo que queremos y lo que podemos obtener.

5. Compromiso: Hay un momento dado en el que necesitamos decidir, actuar, esto es cuando ya hemos recabado suficiente información para realizar una elección informada. Aún cuando no estemos completamente seguros, o no tengamos la garantía de que la opción que estamos considerando funcione, a menudo tenemos que seguir adelante.

6. Implementación: Una vez tomada la decisión y con el compromiso, es necesario tener un plan para proceder. Este plan incluye lo que haremos, cuándo lo haremos, cómo obtendremos los recursos necesarios para llevar a cabo nuestra decisión. El plan debe servir para minimizar sorpresas, anticipar dificultades y darnos mayor confianza cuando se presenten las dificultades. Aún así podrá haber dificultades no previstas en el camino, pero con la base anterior será más fácil enfrentarlas.

7. Reevaluación: El reevaluar nuestras decisiones nos permite realizar modificaciones y ver si se están logrando los resultados esperados, posteriormente se puede volver a decidir y de ser necesario cambiar el rumbo. En nuestros días el cambio es constante, debemos estar listos para reexaminar, modificar y permanecer flexibles.

POR: Dra. Carmen Ayza Merino

Si quieres conocer más sobre ti mismo o del tema que abordaste, consulta nuestra página universitas.mx

También podrás adquirir nuestra revista on-line, que te dará información actualizada, becas, oportunidades laborales y todo lo necesario para que continúes tu proceso de elección de carrera, y vinculación académica-laboral o proyecto de vida y profesional.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: