LEER DESDE PEQUEÑOS

 

 

 

Leer bien y disfrutar  la lectura son los principales factores en el éxito escolar. Los niños que son buenos lectores también son buenos estudiantes; sacan mejores calificaciones en pruebas de aprovechamiento en todos los grados y en todas las materias, incluso en matemáticas y ciencias.

 

Estos son algunos tips para que los niños obtengan ventaja en la escuela y un placer para toda la vida.

 

§      Los buenos lectores empiezan a temprana edad. Más nunca es tarde para iniciar. Las calificaciones en lectura que un niño obtiene durante el primer grado escolar son un indicador confiable del éxito académico que tendrá cuando curse el bachillerato. Esto significa que lo que ocurre en los primeros años tiene un efecto perdurable en el aprendizaje.

§      Los buenos lectores poseen un vocabulario amplio. Ciertos estudios muestran que cuando los maestros utilizan un lenguaje más complejo en el salón de clase, los niños pequeños aprendían a generar ellos solos oraciones más complicadas. A partir del tercer grado escolar, los niños necesitan aprender unas 3000 palabras nuevas al año; o sea, ocho al día. Y tienen que leer o escuchar al menos cuatro veces cada palabra para integrarla a su léxico.

§      Los buenos lectores analizan, deducen y sintetizan. Antes de darle un nuevo libro al niño, siéntese con él a revisar la cubierta. Lean el título, examinen la ilustración y luego pregúntele al niño de qué cree que trata el libro. Predecir pone en actividad un pensamiento más profundo que mejora la comprensión.

§      Los buenos lectores visualizan las historias. Los niños que se forman imágenes mentales son más hábiles para recordar detalles y se muestran mucho más interesados en leer por placer.

§      Los buenos lectores se identifican con lo que leen. Los comentarios que usted haga al niño lo ayudarán a vincularse con el relato. Ellos no tardarán en establecer asociaciones con sus propias experiencias.

 

Preparar a sus hijos para que se vuelva buenos lectores es uno de los regalos más valiosos que puede darles. Los niños que batallan con las palabras y que tienen dificultades para entender los textos disfrutan muy poco los libros, así que evitan leer.

 

En sí misma, la lectura es una inagotable fuente de placer. En los libros uno puede encontrar compañía, consejo y diversión. Es un deleite pasar horas a solas en una habitación escuchando la dulce música de la palabra escrita.

No lo dude: la lectura puede brindar a sus hijos un sinfín de momentos mágicos, y mucho más.

 

FUENTE: Selecciones, Reader’s Digest. Noviembre 2004.

Si quieres conocer más sobre ti mismo o del tema que abordaste, consulta nuestra página universitas.mx
También podrás adquirir nuestra revista on-line, que te dará información actualizada, becas, oportunidades laborales y todo lo necesario para que continúes tu proceso de elección de carrera, y vinculación académica-laboral o proyecto de vida y profesional.

 

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: