DEFECTOS AL ESTUDIAR

 

POR: Gerardo Castillo Ceballos

 

Es evidente que todas las personas aprenden, pero también está claro que no todas aprenden bien. Todos tenemos la capacidad de aprender por ser, “el don innato más significativo que posee el hombre”, pero no todos sabemos usar adecuadamente ese don.

 

Es bien significativo a este respecto el hecho comprobado de que la mayoría de los estudiantes terminan sus estudios sin saber trabajar de forma independiente, por propia cuenta y por convencimiento propio.

 

Como defectos típicos de los estudiantes se pueden citar los siguientes:

 

v     Excesiva dependencia del profesor y del libro de texto (poca disposición para la consulta y el diálogo con otras fuentes (diccionario, enciclopedias…) y personas (compañeros, padres…),

v     Estudios pasivos (falta de reflexión y de sentido crítico; ausencia de actividades prácticas: formulación de preguntas, realización de esquemas, etc.),

v     Memorismo: abuso o empleo indiscriminado de la memoria en perjuicio del aprendizaje comprensivo (adquirir información sin entender o sin la comprensión necesaria),

v     Estudio entendido como mera obligación impuesta por otros (padres, profesores…) y ejercido, por consiguiente, como simple reacción a incentivos o presiones externas,

v     Falta de iniciativa ante las dificultades (de vocabulario, conceptos de difícil comprensión, etc.),

v     Ausencia de planificación del trabajo a realizar: no se distribuye la tarea en el tiempo disponible (es muy frecuente, por ejemplo, concentrar todo el estudio en los días que preceden a un examen); no hay horario personal de estudio; no se persiguen objetivos concretos…

v     No existe autoevaluación del rendimiento personal obtenido en el estudio. Poca autoexigencia (tanto en el tiempo dedicado y en la intensidad del estudio como, sobre todo, en la forma de realizarlo),

v     Poca o ninguna participación en clase (para formular preguntas, plantear problemas, intervenir en una discusión, aportar ideas e iniciativas en el trabajo en equipo, etc.),

v     No estudiar lo suficiente, bien sea por desconocimiento de la exigencia real de cada contenido y de la capacidad personal, bien por pereza o falta de esfuerzo,

v     Seria dificultad para lograr la concentración en el estudio (el estudiante es víctima frecuentemente de las incitaciones del ambiente siendo incapaz de evitar o vencer las distracciones),

v     Falta de hábito de estudio o costumbre de trabajar día a día, de un modo organizado y regular,

v     No saber leer adecuadamente: lectura lenta; con dificultades habituales para una comprensión adecuada; lectura pasiva (sin subrayar lo importante, sin tomar notas, sin repensar y criticar lo leído),

v     No saber consultar o utilizar un libro,

v     No saber expresarse adecuadamente verbalmente y por escrito.

 

Hay una relación muy estrecha entre la forma de enseñar por parte del profesor y la forma de aprender por parte del alumno. Cuando la enseñanza es exclusivamente expositiva y teórica, sin fomentar la participación abierta de los alumnos a lo largo de la clase y sin relación personal del profesor con cada estudiante, se condena a este último a un estudio pasivo, receptivo, memorista, rutinario, estrecho…En cambio, cuando el profesor deja de estar exclusivamente centrado en la materia para organizar prácticas, orientar individualmente a los alumnos en las dificultades de aprendizaje, utilizar metodología participativa…está estimulando de forma continua el estudio autónomo, inteligente, activo, original, creador…Junto a esto, todo profesor debe orientar de forma personal a sus alumnos en relación con el aprendizaje ordinario (no de forma expositiva, sino de modo práctico y situacional).

También esta responsabilidad depende de los alumnos, no seamos pasivos y despertemos en nosotros el deseo de aprender.

 

Si quieres conocer más sobre ti mismo o del tema que abordaste, consulta nuestra página universitas.mx

También podrás adquirir nuestra revista on-line, que te dará información actualizada, becas, oportunidades laborales y todo lo necesario para que continúes tu proceso de elección de carrera, y vinculación académica-laboral o proyecto de vida y profesional.

 

 

 

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: