EL ÉXITO ESTÁ EN NOSOTROS

 

 

¿Estamos seguros de saber lo que valemos y de lo que somos capaces? ¿Nos hemos esforzado en aumentar nuestra valía y en poder hacer más?

Nos exaltamos ante las proezas de los atletas, y cada nueva hazaña de los ases del deporte nos entusiasma. Lo que nos debe maravillar no es el resultado conseguido y que aplaudimos, sino el esfuerzo y energía que han necesitado para conseguirlo.

 

Toda persona normalmente dotada puede lograr esas proezas; le bastará entrenarse con perseverancia y método. La fuerza y la resistencia se adquieren; la velocidad y la destreza se aprenden. Si los campeones poseen esas cualidades en su más alto grado es porque, con tenacidad, se han empeñado en lograrlas; día por día, los ejercicios corporales le dan más fuerza, más agilidad, movimientos más rápidos y exactos, que los hacen aptos para soportar sin fatiga un esfuerzo prolongado.

 

Si no nos han preparado para la lucha de la vida, es preciso que nosotros mismos lo hagamos. Al igual que el cuerpo, el espíritu puede volverse despierto, activo, vigoroso.

 

Los ases de los negocios, de la política, de las ciencias, de la artes son los atletas del espíritu. Como los atletas del cuerpo, han logrado fuerza, resistencia, velocidad y destreza. Han sometido sus facultades a severa disciplina; con resolución han puesto en sus manos su autoeducación.

Desgraciadamente, es preciso aprender el combate de la vida; los más,  hemos salido de la escuela con unas armas; las que da la instrucción; pero no hemos aprendido la técnica de esas armas; no se nos ha educado.

Ya Montaigne decía: “Más vale cabeza equilibrada, que muy llena.” A pesar de sus méritos y de su buen deseo, hoy día los maestros se han visto obligados a llenarnos el espíritu con las materias de programas recargados, descuidando el modelar las potencias preciosas del alma. No obstante los sabios consejos de nuestros padres, estamos completamente inermes y desamparados, porque la mucha ciencia que se nos ha imbuido es de poca eficacia en la vida; no se nos ha enseñado a emplearla en fines prácticos. La vida se ha encargado de darnos algunas lecciones que nos han costado muy caras; la experiencia así adquirida ha sido muy dura, y la desilusión que nos ha producido, tanta,  que nos hemos encontrado faltos de fuerza para ponerla en práctica; y en vez de adelantarnos a los acontecimientos, nos hemos dejado arrastrar por ellos. Hemos creado nuestro propio soporífero.

 

Vigilamos avaros la salud del cuerpo y para nada nos preocupamos de la del espíritu y del carácter. Y sin embargo, son éstos los que el ajetreo de la vida moderna desgasta más rápidamente, a pesar de que así como existen métodos de cultura para el desarrollo y agilidad del cuerpo, hay también  métodos racionales de cultura mental para el sabio desarrollo para las facultades del alma. Los hombres superiores no lo han sido sino tras una ruda disciplina que voluntariamente se impusieron y que prosiguieron con tenacidad. Todo el que sepa cultivar sus facultades nativas debe forzosamente “triunfar”.

No hay que contar con el factor suerte; nuestra facultades propias constituyen por sí una fuerza que hará que los éxitos y méritos sean obra nuestra y no de la casualidad; debemos comprender que tenemos una personalidad original capaz de un valor social único; y que conviene sepamos desarrollar ese complejo de cualidades que nos son propias.

 

Recuerda que finalmente “Querer es poder”.

 

Si quieres conocer más sobre ti mismo o del tema que abordaste, consulta nuestra página universitas.mx
También podrás adquirir nuestra revista on-line, que te dará información actualizada, becas, oportunidades laborales y todo lo necesario para que continúes tu proceso de elección de carrera, y vinculación académica-laboral o proyecto de vida y profesional.

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: