Posts etiquetados ‘hábitos alimenticios y relación con el desarrollo’

Adolescencia y alimentación

marzo 22, 2010

Adolescencia y alimentación

Durante la adolescencia hay un crecimiento acelerado de tu cuerpo ya que en esta etapa aumentas el 15% de tu estatura y el 50% de tu peso final de adulto. Este crecimiento es principalmente para la producción de músculo en los muchachos y tejido graso en las mujeres, así como del crecimiento de otros órganos. La mujer experimenta su mayor crecimiento en estatura entre los 10 y 13 años, mientras que en los hombres es 2 años después, entre los 12 y 15.

Por lo anterior tu alimentación juega un papel importante para poder aumentar tu masa corporal. Tus necesidades nutricias se incrementan, es decir, requieres consumir no sólo mayor cantidad de alimentos sino aquellos que contengan las proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas y minerales en las cantidades que tú necesitas para la construcción y buen funcionamiento de las células. Tus necesidades de energía, vitaminas y minerales se incrementan en comparación con lo que consumías anteriormente.

La energía la proporcionan tres nutrimentos: las proteínas, los carbohidratos y las grasas. La dieta que necesitas debe ser suficiente en energía, equilibrada, completa, variada e higiénica.

Los hábitos alimentarios no sólo influyen sobre el crecimiento físico, sino también en tu estado emocional (tu imagen física juega un papel en este aspecto), influye en el estado de salud para tu vida de adulto (hay mayor probabilidad de ser obeso en la vida adulta cuando se fue obeso en la adolescencia) y además influye también en tus estudios (no aprovechan igual los conocimientos las personas bien alimentadas que aquellas que no lo están).

Por lo que debes alimentarte de forma correcta, tarea nada fácil. Comer saludablemente implica escoger cuidadosamente el tipo, la cantidad y la calidad de la comida que se ingiere. Se puede comer de todo, pero con moderación. A continuación te proporcionamos algunos consejos para tener una buena alimentación.

 1.- Adiós al salero

La sal puede ser un aliado para la salud; es necesario incorporarla en la dieta en cantidad suficiente, porque facilita la digestión, ayuda a mantener el nivel de líquidos corporales, permite la actividad muscular y la adecuada absorción de potasio, además de compensar las pérdidas producidas por el exceso de sudoración, vómitos y diarreas.

También puede ser un enemigo, ya que su consumo excesivo se considera un factor de riesgo de la hipertensión arterial, que deriva en situaciones de riesgo cardiovascular. También es poco recomendable la ingesta de productos industrializados con exceso de sodio, como las frituras y papitas.

 2.- Fuente de energía

La grasa es indispensable en nuestra alimentación, ayuda al cuerpo a absorber las vitaminas y le proporciona energía indispensable para su crecimiento y desarrollo adecuado y para mantenerlo saludable. La grasa brinda sabor a los alimentos y ayuda a sentirse satisfecho. Consumir en exceso grasa hará que subas de pero y desarrolles problemas de hipertensión arterial y obesidad.

 3.- Cinco al día

Las frutas y verduras son esenciales en la dieta diaria. Los médicos las recomiendan ampliamente porque ayudan a reducir el riesgo de enfermedades cardiacas. Deberás consumir cinco al día para mejorar tu salud.

Recuerda que puedes comer de todo pero con moderación, tu salud tiene relación directa con tu aprovechamiento escolar y con la imagen que tienes de ti mismo.

Si quieres conocer más sobre ti mismo o del tema que abordaste, consulta nuestra página universitas.mx

También podrás adquirir nuestra revista on-line, que te dará información actualizada, becas, oportunidades laborales y todo lo necesario para que continúes tu proceso de elección de carrera, y vinculación académica-laboral o proyecto de vida y profesional.



Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.